Síntomas del Túnel Carpiano

Cuando hablamos del “túnel carpiano” se trata de una especie de síndrome, este puede causar una gran cantidad de dolor en la parte de la muñeca, el cual se puede extender hacia la mano. Puedes viajar con Interjet para buscar un especialista sobre este síndrome en cualquier país donde la medicina esté muy avanzada.

Estamos hablando de una especie de túnel que se forma entre los huesos y otras partes o tejidos que posee nuestra muñeca, la función principal de este túnel es darle protección al nervio conocido con el nombre de “mediano”. Gracias a este nervio mencionado, es que tenemos la capacidad de poder darle movilidad a los dedos pulgares, y también a los 3 primeros dedos que tenemos en cada una de nuestras manos.

¿En qué momento se produce este síndrome?

Este síndrome comienza cuando algunos tejidos del túnel (como los tendones o los distintos ligamentos), llegan a producir una especie de inflamación, por tal motivo, tienden a hacerle una especie de presión a nuestro nervio mediano. La mano nos dolerá muy fuerte si nos pasa esto, y también podríamos sentirla como adormecida.

Síntomas

Hay varios síntomas notables que nos indican que podríamos estar padeciendo este síndrome, entre ellos tenemos:

  • Una especie de adormecimiento de la mano, se puede presentar además hormigueo en ella, en los dedos y los índices, dando un enfoque muy fuerte al dedo pulgar.
  • Podremos experimentar mucho dolor en la mano, o también en nuestra muñeca, especialmente cuando la movemos.
  • El adormecimiento y el dolor que produce este síndrome, se incrementa por las noches, esto también lo consideramos como una de sus síntomas más notables. El dolor afecta tanto, que incluso es posible “no dormir bien”. El alivio se obtiene al frotarse la mano.
  • Si pasamos utilizando mucho nuestra muñeca, entonces el dolor se incrementará.
  • Es posible que se presente como otro de los síntomas, se incapaz de agarrar algo con la mano o de sujetarlo, por ejemplo, podría ser abrir una puerta o conducir un coche.
  • Una debilidad muy fuerte que se centraliza sobre todo en nuestro dedo pulgar.